El IoT en el sector del agua: de la telelectura a los contadores inteligentes

14 de junio de 2021, by Miren Zabaleta

El IoT es una de las tecnologías que ha irrumpido con fuerza en la industria del agua, pues permite recopilar datos en tiempo real sobre la situación de los recursos hídricos y mejorar así su gestión.

El Informe de las Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo de 2020, resalta el deterioro de dichos recursos a nivel mundial y establece como principales objetivos de futuro conseguir acceso a agua limpia y saneamiento para todos durante los próximos diez años.

Se trata de un gran reto, habida cuenta de que en el mundo hay actualmente 2.200 millones de personas privadas de acceso al agua potable y otros 4.200 millones que carecen de sistemas de saneamiento seguros. Para combatir estos desafíos y lograr cumplir estos retos, las empresas de agua están incorporando las nuevas tecnologías y la digitalización del sector para lograr una mayor eficiencia en la gestión integral del agua

Es por ello por lo que actualmente, tanto la industria del agua potable como la del agua residual están llevando a cabo un proceso de transformación digital en sus procesos productivos. Mediante la monitorización de sus actividades y la generación de datos en tiempo real a través de la incorporación del IoT en el sector del agua, se pretende conseguir una mayor eficiencia en sus operaciones; mayor eficiencia en el tiempo de respuesta frente averías, información detallada sobre los datos de consumo en tiempo real etc..Conceptos como Big Data, Inteligencia Artificial, IoT o Realidad Aumentada se están normalizando cada vez más en esta industria. 

Lectura recomendada: Qué está aportando IoT al sector del Agua

La transformación digital se apuntala en época de crisis

En tiempos de crisis, como la vivida tras la pandemia de la Covid-19, ha salido a relucir la importancia de la transformación digital en la industria 4.0, que ha servido al sector industrial para adaptarse a cualquier situación adversa. Así, tal como decíamos antes, tecnologías como la robótica, la Inteligencia Artificial, el Big Data o el Internet de la Cosas ha forjado un escudo contra cualquier tipo de imprevistos. 

Gran parte del trabajo de mantenimiento y operaciones se realiza en el campo, pero muchas otras tareas se tienen que gestionar de forma remota. Y es aquí donde se ha podido experimentar de primera mano los beneficios de la digitalización del sector: se han establecido tanto la telelectura como los contadores inteligentes como una de las tendencias claves en la gestión eficiente del agua en 2021. La resiliencia de muchas empresas del sector, ha dependido en gran medida del grado de madurez digital alcanzado antes de este escenario sin precedentes.

El IoT y contadores inteligentes

Son muchos los beneficios que aporta la gestión remota o telemedida, ya que aporta una gran cantidad de datos sin precedentes para la gestión, como análisis de los patrones de consumo, alertas para prevenir diferentes catástrofes como pueden ser la fugas. En general información preventiva y predictiva en los parques de contadores.

Gracias a la tecnología IoT es posible conectar dispositivos con Internet, que recopilan y comparten constantemente datos. Por otro lado, el Big Data consigue procesar y analizar datos masivos de multitud de fuentes (como los procedentes de los dispositivos de IoT) con el fin de extraer su valor para convertirlo en conocimiento. Gracias a estas tecnologías se garantiza una gestión rápida de los problemas y se da respuesta a la flexibilidad e inmediatez exigidos actualmente. 

En lo referente a la telelectura, la tecnología IoT ejerce un papel fundamental. En primer lugar, necesitaríamos contadores de agua que, gracias a una red de conectividad IoT, consiguen enviar datos a una plataforma. Una vez que el dato llega a la plataforma, se analiza gracias a tecnologías como Big Data e IA creando modelos analíticos.

Además, al combinarlos con otras fuentes de datos, ya sean externas o internas del cliente, podemos crear modelos predictivos e incluso prescriptivos mucho más avanzados, con el fin de optimizar el sector del agua.

Pero a medida que las empresas del sector hídrico desplieguen medidores inteligentes, sensores y otro tipo de hardware de IoT, las empresas de servicios públicos manejan, de forma inevitable, cada vez mayores cantidades de datos. La tecnología más utilizada para almacenar esta enorme cantidad de datos, procedente de los medidores inteligentes, está siendo el software MDM (plataformas de gestión de datos de medidores). 

Esta tecnología ofrece a las empresas de servicios públicos una plataforma horizontal para integrar recursos de datos comunes (datos de medidores inteligentes) en múltiples aplicaciones, como facturación, administración de activos y administración de servicios de campo, facilitando así el flujo fluido de las operaciones comerciales, lo que aumenta la eficiencia general y reduce los costes.

Lectura recomendada: Big Data, IoT y la Inteligencia Artificial

El futuro en la industria del agua

Ahora, a medida que vamos saliendo de la pandemia, las empresas de servicios públicos deberían hacer que su cadena de suministro sea más resistente a futuras crisis mediante el aprovechamiento de las herramientas digitales que se han ido introduciendo durante los últimos meses. De esta forma serán capaces de optimizar y automatizar muchas de sus operaciones de gestión del agua más allá de la medición inteligente.

Así, las empresas de servicios públicos deberían desarrollar una visión holística a largo plazo de un Sistema Integrado de Gestión de Recursos Hídricos (IWRMS) que actúe como sistema central de registro y de control para todos sus activos. Finalmente, las empresas de agua deberían asociarse con proveedores de servicios tecnológicos e integradores de sistemas para evaluar cuidadosamente las innovaciones en las tecnologías de Inteligencia Artificial (AI) y Aprendizaje Automático (ML) futuros. 

No podemos finalizar el artículo sin resaltar que las empresas del sector hídrico se encuentran en una coyuntura crítica, necesitando actualizar la infraestructura existente para mejorar la resiliencia de las operaciones críticas y ser capaces de ofrecer suministro a los consumidores en cualquier circunstancia y proteger al mismo tiempo los recursos hídricos. El objetivo principal es procesar de manera eficiente los datos de múltiples fuentes en tiempo real y convertirlos en información operativa para conseguir una mayor eficiencia en la gestión hídrica.

Solicita una demo personalizada y hablemos de lo que nuestra tecnología IoT puede hacer por tu empresa.

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos