Cómo IoT ayuda a resolver los retos de la industria ferroviaria

11 de diciembre de 2020, by Juan Pérez-Bedmar

El futuro de la industria ferroviaria se apoya en sistemas de transporte inteligentes que permitan optimizar recursos y reducir costes. IoT tiene mucho que decir aquí.

Las comunicaciones son esenciales en todos los sectores, pero en el sector de los transportes por tierra, mar o aire van un paso más allá. El sector ferroviario en particular es una industria que utiliza cada vez más soluciones basadas en el IoT y en la comunicación inalámbrica segura para interconectar tanto equipos embarcados en trenes como las propias infraestructuras con los centros de control.

El futuro de la industria ferroviaria se apoya en sistemas de transporte inteligentes, más automatizados y conectados, que permitan optimizar recursos y reducir costes. 

Por eso, cada vez es más necesaria la implementación de sistemas de IoT inteligentes y seguros, destinados a mejorar la eficiencia y las comunicaciones y a integrar los datos procedentes de los diferentes elementos de control. De esta forma aumentan y mejoran todos los servicios asociados al transporte ferroviario y la interoperabilidad con otros medios de transporte.

En esta tendencia a la digitalización, además del IoT, destacan otras tecnologías como el Big Data, la Inteligencia Artificial o los sistemas de comunicaciones LTE y 5G. Estas tecnologías están permitiendo la transición hacia los nuevos trenes inteligentes, capaces de exprimir al máximo toda la información recopilada desde diferentes puntos para mejorar la toma de decisiones en tiempo real.

Aplicaciones de la digitalización en el sector ferroviario

Entre los principales usos de estas tecnologías en el sector ferroviario, cabe destacar los siguientes: 

  • El mantenimiento predictivo de las infraestructuras: Uno de los mayores gastos de la industria ferroviaria es el coste de enviar operarios a arreglar equipos embarcados en trenes. Mediante tecnologías como IoT y algoritmos de “machine learning” se pueden obtener modelos de predicción de fallos, capaces de identificar deterioros y averías por anticipado y así programar reparaciones preventivas. Por ejemplo, analizando en tiempo real el funcionamiento de las puertas automáticas o del aire acondicionado, se puede ver el tiempo de uso de estos equipos y prevenir su deterioro. 
  • La monitorización de las flotas: A través del uso de sensores para el control de las condiciones técnicas y del entorno o el monitoreo remoto con GPS para conocer la ubicación exacta de los trenes, los vagones y las mercancías para la optimización de recursos. Por ejemplo, el uso de sensores en las ruedas y frenos de un tren son capaces de detectar cambios en las vibraciones y predecir situaciones que podrían causar un accidente y así poder evitarlo. O por otro lado, el uso de sensores en la infraestructura ferroviaria puede detectar y predecir cambios en la temperatura críticos para la seguridad de los viajeros. 
  • Mejora en el servicio al cliente: Desde reponer de forma automática los coches-restaurante, hasta medir el número de pasajeros en los trenes y andenes para ajustar los horarios de salidas y llegadas de los trenes. Además, el IoT también puede mejorar la experiencia de los pasajeros con nuevas técnicas como el posicionamiento GPS en tiempo real a través de redes 5G sobre una interfaz tipo Google Maps conocida como Geotren. De esta manera, los pasajeros podrán ver en su aplicación móvil la ubicación del tren en tiempo real, su destino, las próximas paradas, la puntualidad, etc., de forma que se mejoren los servicios ofrecidos al viajero a través no solo de información, sino también de entretenimiento. 
  • En definitiva, La información en tiempo real en cualquier dispositivo y desde cualquier dispositivo para gestionar el estado de los trenes. El próximo sistema de comunicaciones móviles, FRMCS, permitirá la implantación de un sistema de comunicaciones más fiable y con mejores prestaciones que permita más información y análisis de datos para la toma de decisiones en tiempo real para un mayor control de los trenes y mayor flexibilidad en el funcionamiento de la industria. Estas tecnologías permitirán incluso la conducción automática de los trenes. 

La industria ferroviaria, un sector en crecimiento

Los avances tecnológicos y la digitalización han llegado a una industria en pleno crecimiento:  según el Foro Internacional de Transporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para 2050, la movilidad de los pasajeros aumentará en un 200–300% y la actividad de carga en un 150–250% con respecto a 2010. Por otra parte, según los expertos la incorporación progresiva de estas tecnologías en el sector alcanzará un porcentaje superior al 74% en el año 2025, frente al 50% del año 2010. También hay que considerar que se trata de una industria que, a nivel nacional, representa aproximadamente unos 6.500 millones de euros anuales, integra unas 600 empresas, de las cuales el 75% son PYMEs y crea unos 145.000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos.

Barbara IoT en el sector ferroviario

La optimización del mantenimiento y la toma de decisiones basadas en datos en el sector ferroviario implica el desarrollo de soluciones de IoT industrial en un entorno complejo. Barbara IoT dispone de tecnología orientada a resolver los retos a los que se enfrenta la industria ferroviaria a la hora de digitalizar activos y equipos embarcados en trenes.  

La tecnología de Barbara IoT ofrece resiliencia frente a escenarios de baja cobertura; ciberseguridad desde el diseño, facilitando el cumplimiento de normativa y estándares industriales; e integración con protocolos industriales, permitiendo una comunicación segura con los equipos industriales embarcados.

Si quieres saber más sobre cómo Barbara IoT puede ayudar en tu caso de uso, ponte en contacto con nosotros

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos