Edge Computing: por qué es bueno para el sector industrial y su relación con el IoT

26 de abril de 2021, by Barbara IoT

Por las ventajas que ofrece, el Edge Computing está recibiendo atención desde el sector industrial más avanzado. Hoy, la realidad es que la Inteligencia en el Edge junto al IoT está siendo implantada por las empresas más innovadoras.

Si en 2019 Grand View Research cifraba el valor del mercado del Edge Computing en 3.500 millones de dólares, la misma firma asegura hoy que esta cifra ascenderá hasta los 43.400 millones de dólares en 2027, siguiendo un crecimiento anual del 37.4%. 

La razón de este crecimiento es el extraordinario potencial de la inteligencia avanzada en el Edge para optimizar, acelerar y agilizar procesos, dando una ventaja importante a quienes se adelanten en su implementación. 

Por ello, analizamos qué es Edge Computing y qué ventajas supone para el sector industrial IoT. 

¿Qué es Edge Computing y qué lo relaciona con el IoT?

El Edge Computing es un paradigma distribuido de sistemas informáticos que permite acercar el almacenamiento y procesamiento de datos a la ubicación desde la que éstos se utilizarán. 

En el contexto IoT, se entiende como Edge Computing el sistema que permite recolectar y analizar datos desde el nivel del hardware (dispositivos y sensores), en lugar de enviarlos a un servidor más lejano. Así, el IoT edge emplea la capacidad de procesamiento de las propias “cosas” o “things” conectadas a la red IoT.

Estos dispositivos se consideran la frontera última (el “edge”) antes de que los datos pasen a una red para procesarlos. Gracias al Edge Computing, se hace innecesaria esta transmisión de datos. 

El Edge Computing surge con la creación de servidores para web y vídeo que estuvieran más cercanos a los usuarios, pasando en pocos años a generar los primeros servidores edge comerciales. 

En el momento actual, implementar una red edge en un entorno IoT es sinónimo de optimizar procesos y utilizarlos, ya que permite aligerar la ingente cantidad de datos transmitidos a la red generados en estos entornos. 

No obstante, a su vez, el desarrollo del Edge Computing depende en gran medida de generar conectividad y redes altamente fiables y veloces. Por ejemplo, si la implantación del IoT edge va acompañado de la implementación del 5G y la fibra óptica, se creará un mejor entorno, que facilitará la velocidad necesaria y minimizará la latencia.

Puede que te interese: Edge Computing en el IoT industrial 

Edge Computing vs Cloud Computing: definición

En cierto modo, es posible comprender el Edge Computing como una alternativa a los sistemas en la nube.

Así, el Cloud Computing es otro modelo en que las redes IoT interaccionan con los datos. En este caso, para almacenar y procesar datos se accede a un software remoto. Siguiendo este sistema, cada vez que el usuario quiere recuperar o utilizar esta información, se conecta a este sistema en la nube, sin necesidad de instalar ningún software a nivel local. 

Si bien el Cloud Computing ofrece la ventaja del almacenamiento remoto, el sistema puede resultar ineficaz ya que la información debe viajar hasta un servidor. Esta transmisión puede llevar demasiado tiempo y ralentizar determinados procesos que requieren de tiempos de respuesta más rápidos.

Frente a esta deficiencia, el Edge Computing “acerca” el procesamiento de datos a la fuente de los mismos, disparando la velocidad e inmediatez de los procesos. La red edge, en este sentido, permite a las empresas analizar datos a tiempo real, una necesidad cada vez más relevante en diversos entornos, incluyendo el industrial. 

En un contexto en el que los sistemas IoT se están viendo obligados a procesar cantidades cada vez más grandes de datos (los datos generados por dispositivos IoT ya se cifran en 79.4 zettabytes para 2025), el Edge Computing ofrece una alternativa más eficaz para la gestión de sistemas IoT industriales. 

Si en 2019 Grand View Research cifraba el valor del mercado del Edge Computing en 3.500 millones de dólares, la misma firma asegura hoy que esta cifra ascenderá hasta los 43.400 millones de dólares en 2027, siguiendo un crecimiento anual del 37.4%. 

La razón de este crecimiento es el extraordinario potencial de la inteligencia avanzada en el Edge para optimizar, acelerar y agilizar procesos, dando una ventaja importante a quienes se adelanten en su implementación. 

Por ello, analizamos qué es Edge Computing y qué ventajas supone para el sector industrial IoT. 

¿Qué es Edge Computing y qué lo relaciona con el IoT?

El Edge Computing es un paradigma distribuido de sistemas informáticos que permite acercar el almacenamiento y procesamiento de datos a la ubicación desde la que éstos se utilizarán. 

En el contexto IoT, se entiende como Edge Computing el sistema que permite recolectar y analizar datos desde el nivel del hardware (dispositivos y sensores), en lugar de enviarlos a un servidor más lejano. Así, el IoT edge emplea la capacidad de procesamiento de las propias “cosas” o “things” conectadas a la red IoT.

Estos dispositivos se consideran la frontera última (el “edge”) antes de que los datos pasen a una red para procesarlos. Gracias al Edge Computing, se hace innecesaria esta transmisión de datos. 

El Edge Computing surge con la creación de servidores para web y vídeo que estuvieran más cercanos a los usuarios, pasando en pocos años a generar los primeros servidores edge comerciales. 

En el momento actual, implementar una red edge en un entorno IoT es sinónimo de optimizar procesos y utilizarlos, ya que permite aligerar la ingente cantidad de datos transmitidos a la red generados en estos entornos. 

No obstante, a su vez, el desarrollo del Edge Computing depende en gran medida de generar conectividad y redes altamente fiables y veloces. Por ejemplo, si la implantación del IoT edge va acompañado de la implementación del 5G y la fibra óptica, se creará un mejor entorno, que facilitará la velocidad necesaria y minimizará la latencia.

Puede que te interese: Edge Computing en el IoT industrial 

Edge Computing vs Cloud Computing: definición

En cierto modo, es posible comprender el Edge Computing como una alternativa a los sistemas en la nube.

Así, el Cloud Computing es otro modelo en que las redes IoT interaccionan con los datos. En este caso, para almacenar y procesar datos se accede a un software remoto. Siguiendo este sistema, cada vez que el usuario quiere recuperar o utilizar esta información, se conecta a este sistema en la nube, sin necesidad de instalar ningún software a nivel local. 

Si bien el Cloud Computing ofrece la ventaja del almacenamiento remoto, el sistema puede resultar ineficaz ya que la información debe viajar hasta un servidor. Esta transmisión puede llevar demasiado tiempo y ralentizar determinados procesos que requieren de tiempos de respuesta más rápidos.

Frente a esta deficiencia, el Edge Computing “acerca” el procesamiento de datos a la fuente de los mismos, disparando la velocidad e inmediatez de los procesos. La red edge, en este sentido, permite a las empresas analizar datos a tiempo real, una necesidad cada vez más relevante en diversos entornos, incluyendo el industrial. 

En un contexto en el que los sistemas IoT se están viendo obligados a procesar cantidades cada vez más grandes de datos (los datos generados por dispositivos IoT ya se cifran en 79.4 zettabytes para 2025), el Edge Computing ofrece una alternativa más eficaz para la gestión de sistemas IoT industriales. 

Ventajas y beneficios del Edge Computing frente a otros métodos de almacenamiento de datos

1. Impulso a la ciberseguridad

A medida que se conectan más dispositivos a redes IoT y éstos acceden a más información, cuidar la seguridad en el IoT Industrial se vuelve vital para proteger datos y procesos confidenciales en cualquier empresa.

El IoT edge supone una alternativa segura, ya que los datos no viajan a servidores lejanos a través de la red, evitando potenciales vulnerabilidades en este punto.

2. Mayor velocidad

Los sistemas Edge Computing permiten a las empresas analizar y agregar gran cantidad de datos desde sus propios dispositivos. Acortando el tiempo en que la información tarda en viajar hasta el servidor en otros paradigmas, la red edge reduce los tiempos de carga a milisegundos.

Eliminar la latencia, a su vez, supone que los usuarios acceden a información a tiempo real, pudiendo tomar decisiones automatizadas más rápidamente.

3. Permite la escalabilidad

A través de sistemas Edge Computing, las empresas pueden combinar el uso de redes locales y remotas de forma flexible, generando un sistema escalable de acuerdo a sus necesidades.

4. Estímulo a la eficiencia

El concepto de eficiencia podría definirse como la capacidad de lograr resultados utilizando la mínima cantidad de recursos posible. Los entornos IoT edge son altamente eficientes ya que, al potenciar el uso de la red local, minimizan el uso de recursos como la banda ancha.

Lectura recomendada: La computación en el Edge aplicada al sector eléctrico

Aplicaciones concretas del Edge Computing a nivel industrial

La implementación del Edge Computing supone una revolución en el modo en que algunas tecnologías y dispositivos se utilizan, llevándolos a niveles más eficientes y optimizados.

  • El flujo de datos necesario para las smart cities será posible gracias a las redes IoT edge, evitando colapsos y fomentando la eficiencia en puntos como el transporte y el alumbrado público inteligentes.
  • Los vehículos autónomos se beneficiarán de cómo el Edge Computing elimina la latencia: se prevendrán accidentes al ocurrir el procesamiento de datos en el edge.
  • Los sector eléctrico y energético están dando gran importancia al uso de esta tecnología para obtener datos a tiempo real y así poder evitar fallos en las redes y prevenir errores futuros.

Respecto al sector industrial, éste se beneficia de procesos de producción más eficientes, de calidad y seguros, debido al acceso a información a tiempo real. Además, el Edge Computing impulsa la incorporación de procesos colaborativos entre robots y humanos. 

Como añadido, la computación en el edge aplicada al sector eléctrico potencia las redes eléctricas inteligentes, que responden a los picos de demanda a tiempo real y proporcionan así un servicio de mayor calidad y más eficiente al usuario.

En Barbara IoT somos expertos en tecnología Edge, y estaremos encantados de atender tus consultas.

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos