Errores a evitar en tu próximo proyecto de IoT Industrial

6 de julio de 2021, by Peter Rawlins

El sector industrial se enfrenta a múltiples retos durante la fase de puesta en marcha de un proyecto IoT, desde el establecimiento de las alianzas adecuadas hasta la elección de las tecnologías correctas. Sin embargo, la mayor dificultad vendrá después; pasar de unos pocos prototipos trabajando en un dominio controlado a una multitud de dispositivos dispersos.

Según una encuesta de Microsoft del 2019, el 30% de los proyectos de IoT fracasan en la fase de prueba de concepto . También según un estudio de la empresa de redes Cisco, sólo el 26% de las empresas consideran que sus iniciativas de IoT han sido un éxito.

Hay muchas razones por las que esta tasa de éxito es baja, pero lo que está claro es que la mayoría de los proyectos fracasan en su fase inicial. Nos referimos a ese lugar en el que los proyectos se quedan para siempre en la fase de pruebas de unos pocos dispositivos, sin llegar a implantarse a gran escala.

Cómo superar la Prueba de Concepto de un proyecto IoT Industrial

El sector industrial se enfrenta a múltiples retos durante la fase de puesta en marcha de un proyecto del IoT, desde el establecimiento de las alianzas adecuadas hasta la elección de las tecnologías correctas. Sin embargo, la mayor dificultad vendrá después; pasar de unos pocos prototipos trabajando en un dominio controlado de alcance limitado, a una multitud de dispositivos dispersos en entornos complejos con alcances diversos.

Tomemos el ejemplo del despliegue del IoT para la energía solar. Durante la fase de «prueba de concepto», la iniciativa puede establecer comunicaciones con una instalación de energía solar y trasladar los datos del inversor y otros datos de rendimiento a una nube. Sin embargo, un despliegue a gran escala que abarque numerosos parques solares revelará casi con toda seguridad una serie de tecnologías dispares.

Estas tecnologías utilizarán distintos protocolos heredados con implementaciones que difieren según el uso. Los parques solares tendrán problemas de comunicación, y en algunas el espectro radioeléctrico puede ser complicado. La situación es cada vez más compleja a medida que se desarrollan los proyectos a gran escala.

“Este conjunto de problemas es difícil de prever y validar durante la fase de Prueba de Concepto. Y créenos cuando decimos que una sola tecnología no podrá hacer frente a las complejidades reales, a menos que empecemos a abordar estos retos desde su inicio o concepción.

Conoce casos de éxito en la implantación de proyectos IoT en el sector energético

En Barbara IoT creemos que hay una manera de hacerlo. Destacamos tres aspectos principales que una empresa debe tener en cuenta a la hora de abordar un proyecto de IoT Industrial con vistas a evitar futuros fracasos:

● Fragmentación de dispositivos

Planificar para poder soportar sensores y protocolos de diferentes proveedores. No esperes que un solo fabricante o tecnología cubra todos tus casos de uso incluso en una misma instalación. Para ello, diseñe una arquitectura en capas de componentes independientes para su prueba de concepto. Un diseño en tres capas de «las cosas-comunicaciones-nube» proporcionará la modularidad que necesite para integrar nuevos casos de uso.

● Ser cautivo de un único proveedor

Utilizar un único proveedor que ofrezca un enfoque monolítico y vertical, proporcionando todas y cada una de las piezas del rompecabezas, es probable que conduzca al fracaso. Nadie puede ser el maestro de todos los oficios, y aunque pudiera, ¿realmente quieres estar a su merced? Por lo tanto, es fundamental incorporar soluciones basadas en estándares abiertos e interoperabilidad en la fase de la prueba de concepto.

● Seguridad

Uno de los principales retos que plantea IoT a las organizaciones es cómo asegurarse de que sus datos estén protegidos y sus comunicaciones sean seguras. En 2020, más de la cuarta parte de los ciberataques identificados se dirigieron a dispositivos inteligentes.

Los dispositivos en el Edge – cerca de las cosas- son el punto de entrada más débil y atractivo para los ciberdelincuentes. En lugar de utilizar dispositivos inseguros por naturaleza, dictados por consideraciones de precio, se deberían imbuir pasarelas IoT seguras por diseño en toda la red para contrarrestar esta amenaza. Tomarse en serio la seguridad durante la fase de la prueba de concepto es un seguro de vida para el proyecto.

Descárgate la guía sobre normativas, estándares y recomendaciones de ciberseguridad en el IoT Industrial

Nueva llamada a la acción

En Barbara creemos que hay una forma diferente y mejor de llevar acabo proyectos de IoT . La prueba de concepto no es el final del camino sino el comienzo de la cadena de valor.

Si te ha interesado este artículo y quieres saber más sobre el IoT contacta con nosotros en el formulario adjunto.

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos