IoT en los Servicios de Emergencias

26 de abril de 2021, by Juan Pérez-Bedmar

El IoT en el sector de los servicios de emergencias busca solucionar los 3 grandes retos: Detección temprana de la incidencia, Operatividad de los equipos y Eficiencia en la intervención

El IoT en la sociedad

El Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) está presente en cada vez más planos de nuestra sociedad, y el sector de los Servicios de Emergencias no es una excepción. Sin embargo, así como en otros sectores la presencia del conjunto de tecnologías que supone IoT está mucho más extendida, aún hay mucho camino por recorrer en éste.

IoT es un medio para facilitar la conexión entre el mundo físico y el mundo digital. Ayuda a transmitir al mundo digital lo que ocurre en el mundo físico. Son los “sentidos” del mundo digital, su forma de interactuar con la realidad física. 

Estos dispositivos IoT nos permiten saber en tiempo real qué está ocurriendo en el mundo físico sin necesidad de estar presentes en el lugar preciso donde se desarrolla esa toma de datos.

Es frecuente ya hoy en día que haya aplicaciones del IoT en sectores como la agricultura (p.ej. para optimizar las cantidades y frecuencias de abono y riego en función de ciertas mediciones del suelo en tiempo real), la energía (p.ej para medición de la producción y consumo de energía eléctrica de un hogar con una instalación de autoconsumo solar) o la industria manufacturera.

Pero, ¿qué aplicaciones puede tener el IoT en el sector de emergencias? 

Los retos que afrontan los servicios de emergencias

Lo primero, debemos entender cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los servicios de emergencias, y para ello tenemos que entender la esencia de su trabajo. 

Los servicios de emergencias están encargados de atender situaciones extremadamente urgentes, que requieren intervenciones rápidas y eficientes. Los casos más evidentes son: la extinción de incendios y las urgencias extrahospitalarias. 

Y si analizamos estos casos, hay 3 puntos clave que influyen mucho en el resultado del trabajo de estos equipos:

  • Detección temprana de la incidencia: cuanto antes tengan conocimiento los servicios de emergencia de que ha ocurrido una incidencia, antes podrán correr a atenderla. 
  • Operatividad de los equipos: Tener un equipo de intervención listo para poder atender la incidencia requiere seguir una serie de procesos, generalmente de inventariado. Cuanto más rápido y eficiente sea este proceso, antes estará el equipo operativo.
  • Eficiencia en la intervención:  Cuanto más eficientes puedan ser los equipos atendiendo una incidencia, una vez llegado a ella, más probabilidades de éxito tienen.

Son precisamente estos 3 puntos donde se suelen enfocar los esfuerzos de mejora a través de nuevas tecnologías, y donde cobra sentido el IoT en los Servicios de Emergencias.

Cómo IoT ayuda a resolver los retos de los Servicios de Emergencias

Las soluciones IoT que están empezando a aparecer, en muchos casos como primeras pruebas piloto, pero en otros, como soluciones consolidadas, intentan “atacar” uno de los 3 retos que hemos mencionado antes. 

Red Electrica (REE) por ejemplo, empezó hace algo más de un año a desarrollar un  proyecto de I+D+i de instalación de sensores de IoT (Internet of Things) para la detección temprana de incendios forestales

El sistema que desarrollaron se basa en sensores instalados en las infraestructuras de la red de transporte de alta tensión y, analizando los datos de radiación, envían alertas a los equipos de extinción de incendios forestales. De esta forma el aviso de la presencia de un incendio llega con mucha mayor rapidez y se reducen tanto la duración del siniestro, como sus costes sociales, económicos y medioambientales. En sus primeras pruebas, se logró detectar un pequeño incendio de un metro de diámetro a una distancia de menos de 200 metros. 

En una línea similar, Telefónica ha desarrollado un proyecto en colaboración con la universidad Carlos III también enfocado a la detección temprana de incendios forestales en la que combinan el uso de IoT con drones.

Utilizan su infraestructura de telecomunicaciones (las torres con antenas que nos dan cobertura móvil) para, a través de sensores térmicos detectar cualquier posible foco de incendio en un perímetro de hasta 15 km. Una vez detectado el conato de incendio, se envía una alarma a un dron que se encuentra estacionado en un hangar en la propia torre de telecomunicaciones. Este dron, de manera autónoma, se desplaza entonces hasta el punto donde potencialmente se encuentra el incendio y, a través de sensores embarcados recoge imágenes ópticas y térmicas del fuego. A la vez, en tiempo real, envía toda la información que recoge gracias a la conectividad móvil que proveen las torres de Telefónica a los servicios de emergencias.

Otro proyecto piloto interesante es el que han desarrollado conjuntamente Generalitat de Catalunya, SEM, Vodafone, i2CAT, IECISA y 5G Barcelona. El proyecto busca hacer más efectiva y eficiente la atención de pacientes en ambulancias, dotando a los vehículos de conectividad 5G y de mecanismos para transmitir y recibir información que pueda ayudar al tratamiento del paciente durante la incidencia.

Además, los propios servicios de emergencia están lanzándose a buscar activamente esas soluciones innovadoras que les ayuden a resolver los retos a los que se enfrentan. Un buen ejemplo en esta línea es el reto de innovación abierta que lanzó el año pasado la Diputación de Bizkaia en la que resultó ganadora Barbara IoT con una propuesta para la gestión del inventario crítico basada en la tecnología Barbara OS.

Si estás interesado en conocer los detalles de esta solución, puedes echarle un ojo aquí.

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos