Nodos IoT: qué son y por qué están tan presentes en el Internet de las Cosas

24 de mayo de 2021, by Miren Zabaleta

A día de hoy, más de la mitad de los dispositivos electrónicos fabricados en el mundo ya son IoT, es decir tienen capacidad de comunicar datos por redes informáticas.

¿Qué son los nodos IoT?

Los nodos IoT son los elementos físicos dentro de un entorno IoT que permiten la conexión del mundo físico con Internet. Para comprender qué es un nodo de IoT, es necesario entender primero qué es IoT y su función. El Internet of Things o Internet de las Cosas es una red de dispositivos conectados que permite a las empresas industriales monitorizar, compilar y analizar datos de sus plantas productivas y operativas

Los elementos en una arquitectura de IoT lo componen:

  • Los Dispositivos que incluyen, sensores, actuadores, camáras , localizadores GPS, o nodos IoT
  • La Conectividad, la red que conecta los dispositivos con los servidores de la empresa o plataformas Cloud
  • Aplicaciones de análisis y procesamiento de datos. Pueden ser sencillas como una simple captura y reenvío de datos, o tan complejas como algoritmos avanzados para la Computación en el Edge
  • Interfaces para la interacción con operarios humanos

Los nodos IoT se encuentran en la primera categoría de elementos, la de los dispositivos. En otras palabras, los dispositivos son la “T” en el acrónimo IoT, de things es decir, las “cosas”. De este modo, sin nodos IoT no hay forma de conectar el mundo físico, un entorno cerrado, con Internet un entorno abierto.

Los nodos son el punto más cercano al mundo físico y el que permite conectar los diferentes equipos instalados en campo, habilitando la recogida de información desde todas las fuente de datos de una empresa industrial. Esta información puede ser transportada a la nube y a otras plataformas remotas para su tratamiento y también puede procesarse la información en el «edge».

Cuando se habla de nodos existe una gran variedad de estos dispositivos: un nodo de red puede ser tan sencillo como un pequeño sensor conectado, o algo más complejo como gateways que funcionan como concentradores de datos provenientes de distintas fuentes de datos o los nodos IoT donde se ejecuta algoritmia más compleja, lo que se conoce como Edge Computing.

Nodos IoT

Funcionalidades de los Nodos IoT

Desde un punto de vista físico, los nodos IoT también llamados dispositivos IoT son muy variados pero todos tienen en común que son dispositivos electrónicos que, o bien recogen datos del mundo físico (de forma directa si son sensores o de forma indirecta si son gateways) o bien actúan sobre él.

La función principal de un nodo de red es servir de elemento de conexión entre el mundo físico y el de internet. En ese sentido, los nodos IoT deben ser capaces de cumplir al menos una de estas funciones:

1. Recoger datos y enviarlos a internet a través de alguna interfaz de comunicaciones

2. Actuar sobre el medio en función de los datos que recibe de Internet

Por tanto, el uso de nodos IoT en entornos industriales permite no sólo la captura de datos sino tiene capacidad para la computación en el propio dispositivo ó edge.

Lectura recomendada: La importancia del Edge Computing en el IoT Industrial

Barbara OS para el despliegue de nodos iot de manera cibersegura

El despliegue de nodos IoT consiste en instalar físicamente los nodos y configurarlos (con la lógica y algoritmia que requieren) para el uso para el que han sido diseñados. Es el punto más cercano al mundo físico y el que permite conectar los diferentes equipos instalados en campo, habilitando la recogida de información desde distintas fuentes de datos.

El nodo IoT es el elemento sobre el que corre el sistema operativo de Barbara OS así como sus aplicaciones. Los nodos IoT basados en Barbara OS permiten ejecutar aplicaciones, nativas o en contenedores Docker, que deciden qué datos recoger, cuándo hacerlo y cómo procesarlos. Pueden ser tan sencillas como apps que capturen datos de un sensor de temperatura y los envíen a un servidor en la nube, o tan complejas como motores de Inteligencia Artificial (AI) que analicen en tiempo real un flujo de vídeo de una cámara y envíen alertas al detectar defectos de fabricación en una línea de producción.

Para el despliegue seguro de los nodos IoT es fundamental contar con una herramienta de gestión del ciclo de vida de los dispositivos, para que las empresas puedan, actualizar, monitorizar y controlar todos sus dispositivos IoT, de manera remota.

Descubre más sobre: Cómo optimizar despliegues de IoT con contenedores Docker

 Si te ha interesado este artículo solicita una demo personalizada para conocer cómo la tecnología IoT puede ayudarte a avanzar en tu proceso de digitalización.

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos