Nodos IoT: qué son y por qué están tan presentes en el Internet de las Cosas

24 de mayo de 2021, by Barbara IoT

Los nodos IoT son uno de los elementos esenciales en el despliegue de entornos IoT en el sector industrial. Si el conocido como Industrial Internet of Things o IIoT es hoy la respuesta para la digitalización de la industria y su mejora en eficiencia, los nodos IoT suponen uno de los componentes clave para su instalación.

¿Qué son los nodos IoT?

Los nodos IoT son los elementos físicos dentro de un entorno IoT que permiten la conexión del mundo físico con internet.

Para comprender qué es un nodo, es necesario esbozar primero una definición del IoT: la red de dispositivos conectados que permite a las empresas monitorizar, compilar y analizar datos con el objetivo de tomar decisiones informadas.

Explicado de forma breve, la red que constituye el IoT está formada por cuatro elementos: 

  • Dispositivos, incluyendo sensores, máquinas y localizadores GPS.
  • Conectividad, la red que vincula estos dispositivos con los servidores en modelos de computación en la nube (cloud computing). 
  • Aplicaciones de análisis y procesamiento de datos (tan sencillas como una simple captura y reenvío de datos, o tan complejas como complicados algoritmos de Edge Computing).
  • Interfaces para la interacción con operarios humanos.

Los nodos IoT se encuentran en la primera categoría de elementos, la de los dispositivos. En otras palabras, los dispositivos son la “T” en el acrónimo IoT, es decir, las “cosas”. De este modo, sin nodos IoT no hay forma de conectar mundo físico e internet: no sería posible acceder a la inteligencia de datos ya que no existirían los datos. 

Son por tanto la clave en generar la transformación que los entornos IoT están generando en el mundo industrial: se calcula que estas soluciones generarán entre 4-11 trillones americanos de dólares para 2025, y el 83% de las organizaciones que las han implantado aseguran haber mejorado su eficiencia, según Dataprot

No obstante, resulta difícil definir exactamente qué es un nodo en informática por la extraordinaria variedad de estos dispositivos: un nodo de red puede ser tan sencillo como un pequeño sensor conectado, pero también tan complejo como los gateways que funcionan como concentradores de datos provenientes de otras fuentes de datos. 

De este modo, aunque es posible referirse a los nodos IoT como “dispositivos IoT” y en ocasiones ambos términos funcionen como sinónimos, se trata de una categoría muy heterogénea.

Te podría interesar: AIoT, la fusión entre el internet de las cosas y la inteligencia artificial

Características y tipos de nodos IoT

Aunque en el fondo comparten funciones similares, desde un punto de vista físico los nodos IoT son muy variados. 

No obstante, todos tienen en común que son dispositivos electrónicos que, o bien recogen datos del mundo físico (de forma directa si son sensores o de forma indirecta si son gateways) o bien actúan sobre él (de forma directa sin son actuadores o indirecta si son gateways).

Basando la clasificación en las funcionalidades que cumplen, existen varios tipos de nodos de red:

  • Nodos IoT agregadores: conectan de manera indirecta el mundo físico con internet. Éstos son los conocidos como gateways IoT.
  • Nodos IoT que realizan esta conexión de manera directa

Funcionalidades y usos de los nodos Iot en la Industria 

La función principal de un nodo de red es servir de elemento de conexión entre el mundo físico y el de internet. En ese sentido, los nodos IoT deben ser capaces de cumplir al menos una de estas funciones:

  • Recoger datos y enviarlos a internet a través de alguna interfaz de comunicaciones.
  • Actuar sobre el medio en función de los datos que recibe de internet. 

Adicionalmente, los nodos IoT pueden presentar capacidades de procesamiento local en el propio dispositivo. En este caso, se considera que entra en juego la computación en el edge o “edge computing”: este tipo de nodos permiten acercar el almacenamiento y procesamiento de datos a la ubicación desde la que éstos se utilizarán, agilizando los procesos.

En cualquier caso, el principal objetivo al utilizar nodos IoT es usarlos como medio para capturar información del entorno. Estos datos, a su vez, potencian la toma de decisiones informadas. En último fin, permiten a las empresas ahorrar en costes, abrir nuevas vías de ingresos o mejorar la calidad de un servicio.

Te podría interesar: Minimiza el impacto de la obsolescencia en tus instalaciones IoT

Barbara OS, desplegamos los nodos IoT para transportar datos de forma segura

El despliegue de nodos IoT consiste en instalar físicamente los nodos y configurarlos (con la lógica y algoritmia que requieren) para el uso para el que han sido diseñados.

Barbara OS, la plataforma para la gestión de dispositivos IoT industriales, se encarga de realizar este despliegue y poner en marcha entornos IoT eficientes. Así, esta plataforma proporciona la tecnología necesaria para que los nodos IoT puedan recoger datos de fuentes heterogéneas y después, de manera segura, transportar esta información hasta la nube (internet). 

Es más, la plataforma ha sido diseñada a partir de los nodos IoT como elemento esencial sobre el que corren Barbara OS y sus aplicaciones. Así, la plataforma permite que la información adquirida por los nodos sea transportada a la nube y a otras plataformas remotas pero, si se desea, también pueda ser procesada en el edge

En definitiva, en Barbara OS, los nodos permiten ejecutar aplicaciones que deciden qué datos recoger, cuándo hacerlo y cómo procesarlos

Estos nodos IoT son extremadamente heterogéneos. Por un lado, pueden ser tan sencillos como apps que capturan datos de un sensor de temperatura y los envían a un servidor en la nube. Por otro lado, también ser tan complejos como motores de Inteligencia Artificial (AI) que analizan en tiempo real un flujo de vídeo de una cámara y envían alertas al detectar defectos de fabricación en una línea de producción.

En cualquier caso, entre sus funcionalidades destacan: 

  • Despliegue sencillo y eficaz de nodos IoT a través de un panel de gestión remota que facilita el proceso.
  • Seguridad por diseño. La seguridad en IoT Industrial es un proceso delicado: debido a la cantidad de datos valiosos que recoge un nodo de red, las vulnerabilidades en seguridad pueden suponer costes económicos elevados, entre otros problemas graves. Teniendo esto en cuenta, Barbara IoT garantiza seguir todas las recomendaciones para la seguridad por diseño en entornos IoT, imposibilitando el acceso con fines maliciosos a los datos recogidos.

¿Quieres comprobar de primera mano los beneficios de aplicar el IoT en tu empresa? Solicita una demo de nuestra plataforma Barbara OS y verifica en tu empresa todas las oportunidades que supone esta tecnología, impulsando a los negocios industriales a ser más eficientes y a ahorrar costes. 

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos