La Importancia de actualizaciones OTA para Dispositivos IoT industriales

27 de mayo de 2021, by Juan Pérez-Bedmar

¿Cuántas veces has recibido notificaciones en tu teléfono móvil para actualizar a la última versión de tu sistema operativo? El IoT también debería ajustarse a esta política. Las actualizaciones OTA actúan de inmediato para mantener la robustez de la implementación y asegurar la protección de los datos.

Gartner define a las transmisiones “Over-the-air” (OTA, cuyo significado en inglés es “a través del aire”) como la capacidad de descargar aplicaciones, servicios y configuraciones a través de una red móvil o teléfono. Es, literalmente, una actualización enviada “a través del aire”; un mecanismo para actualizar el hardware conectado a internet de manera remota e inalámbrica con nuevas configuraciones de software y/o firmware.

Gracias al Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), hay cada vez más dispositivos conectados a internet, y es importante que permanezcan seguros, sobre todo en entornos industriales. Una violación a la seguridad puede poner en riesgo las implementaciones IoT (o IIoT, como se lo conoce en los sectores industriales).

La capacidad de un dispositivo IoT para recibir actualizaciones OTA es esencial para resolver vulnerabilidades. Este tipo de actualizaciones ofrece a los fabricantes de dispositivos tecnológicos, integradores de sistemas y operadores de soluciones IoT los medios para implementar nuevas funcionalidades en sus productos a lo largo del tiempo, así como también para corregir cualquier vulnerabilidad en el dispositivo.

Las actualizaciones OTA actúan de inmediato para mantener la robustez de la implementación y asegurar la protección de los datos.

Si estás interesado en ciberseguridad no te pierdas nuestra publicación sobre seguridad en dispositivos IoT. 

Las actualizaciones OTA también reducen los costes de mantenimiento. La implementación de una actualización puede hacerse en etapas, y no hay límites en lo que respecta a cuántas se pueden lanzar por año. Al ofrecer un servicio probado y listo para su lanzamiento, y lanzar nuevas funcionalidades vía OTA cuando se corrigen errores, se gana tiempo en el proceso de programación.

No es factible actualizar los dispositivos lanzados al público a través del método tradicional (conectar cada dispositivo integrado a una PC cableada). Los costes serían tan altos que existe el riesgo de dejar de lado el aspecto de las actualizaciones de seguridad críticas, correcciones de bugs o las más nuevas funcionalidades del producto.

Los servicios OTA deben ser rápidos, seguros y fáciles de usar. Permiten actualizar dispositivos individualmente o de forma grupal con un solo clic. Pero el envío de este tipo de actualizaciones no es simple debido a que abarca una serie de competencias, como ser gestionar diferentes versiones del firmware para que una falla en la actualización no inhabilite el dispositivo, o que la actualización no use todo el ancho de banda disponible. Y, por supuesto, que una actualización urgente se haga de manera oportuna. Todo esto se hace más complejo a medida que el número de dispositivos conectados a una misma red comercial se incrementa.

Para enviar actualizaciones OTA, se necesita un sistema de gestión de dispositivos que pueda interactuar con microprocesadores y software de dispositivos IoT locales. Esto es difícil de configurar, dado que pocas empresas tienen un ecosistema de software y hardware IoT que pueda procesar este tipo de actualizaciones y gestionar dispositivos remotos.

Cosas a tener en cuenta al diseñar OTAs para IoT

Recuperación de versiones: Una actualización fallida debería poder ser revertida para que el dispositivo permanezca en la última versión estable y que no quede inhabilitado.

Verificación de versiones: Es esencial verificar el origen del OTA de modo que los dispositivos solo acepten actualizaciones por parte de una fuente confiable y verificada que no haya sido modificada en el camino.

Compatibilidad en el código: Para dispositivos que soportan varias arquitecturas se recomienda confirmar primero que la imagen recibida es la adecuada para esa arquitectura antes de comenzar el proceso de actualización. De lo contrario, podría ser imposible recuperar esos dispositivos.

Comunicaciones seguras: Todas las actualizaciones deben hacerse a través de canales de comunicación encriptados.

Actualizaciones parciales: De esta forma, el consumo de ancho de banda y el tiempo de procesamiento del dispositivo se ven reducidos.

Beneficios de las actualizaciones OTAs

Las OTAs incrementales permiten una mejora continua de los dispositivos incluso luego de estar en manos de los consumidores

Incrementan la funcionalidad a través de actualizaciones a uno o más dispositivos

Ahorran costes debido a que se gestionan las actualizaciones de software desde una plataforma remota

-Las OTAs permiten corregir vulnerabilidades de seguridad rápidamente

Incrementa la escalabilidad al agregar nuevas funcionalidades e infraestructura a los productos luego de su lanzamiento.

Los dispositivos con Barbara OS siempre tienen acceso a las últimas actualizaciones OTA para mantener sus sistemas actualizados y evitar vulnerabilidades. En los años de experiencia de nuestro equipo gestionando y actualizando implementaciones de redes de dispositivos, hemos aprendido la mejor forma de atender a las necesidades de cada implementación.

Si estás buscando soluciones para digitalizar tus equipos industriales de manera segura ¡Solicita una demo personalizada!

Si buscas desarrollar un proyecto IoT, contáctanos